Conmoción mundial: Murió Diego Armando Maradona – Oeste Noticias
Conectate con nosotros:

Mas Noticias

Conmoción mundial: Murió Diego Armando Maradona

Sufrió un paro cardiorrespiratorio en la casa de Tigre en la que se había instalado tras su operación en la cabeza

Villa Fiorito fue el punto de partida. Y desde allí, desde ese rincón postergado de la zona sur del Conurbano bonaerense se explican muchos de los condimentos que tuvo el combo con el que convivió Maradona. Una vida televisada desde aquel primer mensaje a cámara en un potrero en el que un nene decía soñar con jugar en la Selección. Un salto al vacío sin paracaídas. Una montaña rusa constante con subidas empinadas y caídas abruptas.

Nadie le dio a Diego las reglas del juego. Nadie le dio a su entorno (un concepto tan naturalizado como abstracto y cambiante a la lo largo de su vida) el manual de instrucciones. Nadie tuvo el joystick para poder manejar los destinos de un hombre que con los mismos pies que pisaba el barro alcanzó a tocar el cielo.

Quizá su mayor coherencia haya sido la de ser auténtico en sus contradicciones. La de no dejar de ser Maradona ni cuando ni siquiera él podía aguantarse. La de abrir su vida de par en par y en esa caja de sorpresas ir desnudando gran parte de la idiosincrasia argentina. Maradona es los dos espejos: aquel en el que resulta placentero mirarnos y el otro, el que nos avergüenza.

A diferencia del común de los mortales, Diego nunca pudo ocultar ninguno de los espejos.

Es el Cebollita que solo tenía un pantalón de corderoy y es el hombre de las camisas brillantes y la colección de relojes lujosos. Es el que le hace cuatro goles a un arquero que intenta desafiarlo y al mismo tiempo el entrenador que intenta chicanear a los alemanes y termina humillado. Es el que se va bañado de gloria del estadio Azteca y el que sale de la mano de una enfermera en Estados Unidos. Es el que arenga, el que agita, el que levanta, el que motiva. El que tomaba un avión desde cualquier punto del mundo para venir a jugar con la camiseta de la Selección. El del mechón rubio y el que estaciona el camión Scania en un country. Es el gordo que pasa el tiempo jugando al golf en Cuba y el flaco de La Noche del Diez. El que vuelve de la muerte en Punta del Este. Es el novio de Claudia y es también el hombre acusado de violencia de género. Es el adicto en constante lucha. El que canta un tango y baila cumbia. El que se planta ante la FIFA o le dice al Papa que venda el oro del Vaticano. El que fue reconociendo hijos como quien trata de emparchar agujeros de su vida. Un icono del neoliberalismo noventoso y el que se subió a un tren para ponerse cara a cara contra Bush y ser bandera del progresismo latinoamericano. Es cada tatuaje que tiene en su piel, el Che, Dalma, Gianinna, Fidel, Benja… Es el hombre que abraza a la Copa del Mundo, el que putea cuando los italianos insultan nuestro himno y el que le saca una sonrisa a los héroes de Malvinas con un partido digno de una ficción, una pieza de literatura, una obra de arte.

Porque si hubiera que elegir un solo partido sería ese. Porque no existió ni existirá un tramo de la vida más maradoneano que esos cuatro minutos que transcurrieron entre los dos goles que hizo el 22 de junio de 1986 contra los ingleses. El mejor resumen de su vida, de su estilo, de lo que fue capaz de crear. Pintó su obra cumbre en el mejor marco posible. Le dijo al mundo quién es Diego Armando Maradona. El tramposo y el mágico, el que es capaz de engañar a todos y sacar una mano pícara y el que enseguida se supera con la partitura de todos los tiempos.

Barrilete cósmico. Y la pelota no se mancha. Y las piernas cortadas. Y que la sigan chupando. Y la tortuga que se escapa. Y el jarrón en el departamento de Caballito, el rifle de aire comprimido contra la prensa, la Ferrari negra que descartó porque no tenía stéreo, la mafia napolitana y toda una ciudad que elige vivir en pausa, rendida a su Dios. Es el de las canciones, el los documentales a carne viva y las biografías siempre desactualizadas. El que levanta el teléfono y llama cuando menos lo esperás y más lo necesitás. El que jugó partidos a beneficio sin que nadie se enterara. El que pasa del amor al odio con Cyterszpiler, con Coppola o con Morla. El que siempre vuelve a sus orígenes y le presta más atención a los que menos tienen.

Es el abuelo baboso y el papá inabordable.

Es antes que todo y por sobre todas las cosas el hijo de Doña Tota y de Don Diego.

Y Maradona es en presente pese a que de los que mueren haya que escribir en pasado. Es el que en Dubai se codeaba con jeques y contratos millonarios y el que en Culiacán y con 40 grados a la sombra pedía un guiso a domicilio. El que internaron en un neuropsiquiátrico. El que pudo dejar la cocaína. El que hizo jueguitos en Harvard. Es el que como entrenador de Gimnasia vivió un postergado homenaje del fútbol argentino. Aquel que había dirigido a Racing y a Mandiyú no era este último Diego de las rodillas chuecas, las palabras estiradas y las emociones brotando sin filtro.

Es también Maradona el hombre que se fue apagando. Se resquebrajó su cuerpo y empezó a sacar a la luz tantos años de castigo físico, de desbordes, de excesos, de patadas, de infiltraciones, de viajes, de adicciones, de subibajas con su peso, de andar por los extremos sin red de contención.

Y el alma se fue apagando al compás del cuerpo. En el último tiempo ya no quería ser Maradona y ya no podía ser un hombre normal. Ya nada lo motivaba. Ya no servía el paliativo de los antidepresivos ni las pastillas para dormir. Y la combinación con alcohol aceleraba la cinta. Cada vez menos cosas encendían su motor: ni el dinero, ni la fama, ni el trabajo, ni los amigos, ni la familia, ni las mujeres, ni el fútbol. Perdió su propio joystick. Y perdió el juego.

Lo llora Fiorito, escenografía inicial de esta historia de película y pieza fundacional para comprender al personaje. Lo lloran los Cebollitas donde se animó a soñar en grande. Lo llora Argentinos Juniors donde no solo es nombre del estadio sino el mejor ejemplar de un molde que genera orgullo. Lo llora Boca y toda la pasión que unió a un vínculo que fue mutando pero conservó el amor genuino. Lo llora Nápoles, su altar maravilloso en el que con una pelota cambió la vida de una ciudad para siempre. Lo lloran también Sevilla, Barcelona y Newell’s, que infla el pecho por haberlo cobijado. Lo llora la Selección porque nadie defendió los colores celeste y blanco como él.

Lo llora el país entero y el mundo.

Entre tantas cosas que hizo en su vida, Maradona hizo una particularmente exótica: se entrevistó a sí mismo. El Diego de saco le preguntó al de remera de qué se arrepentía. “De no haber disfrutado del crecimiento de las nenas, de haber faltado a fiestas de las nenas… Me arrepiento de haber hecho sufrir a mi vieja, mi viejo, mis hermanos, a los que me quieren. No haber podido dar el 100 por ciento en el fútbol porque yo con la cocaína daba ventajas. Yo no saqué ventaja, yo di ventaja”, se contestó en una sesión de terapia con 40 puntos de rating.

En ese mismo montaje realizado en 2005 en su programa “La noche del Diez”, el Diego de traje le propuso al de remera que deje unas palabras para cuando a Diego le llegue el día de su muerte. “Uhh, ¿qué le diría?”, piensa. Y define: “Gracias por haber jugado al fútbol, gracias por haber jugado al fútbol, porque es el deporte que me dio más alegría, más libertad, es como tocar el cielo con las manos. Gracias a la pelota. Sí, pondría una lápida que diga: gracias a la pelota”.

FUENTE CLARIN

DEJANOS TU COMENTARIO

Todo lo que pasa en Hurlingham, Moron, Ituzaingo, San Martin, Merlo y el Oeste de Buenos Aires, lo encontras en Oeste Noticias.

Mas Noticias

Berni: “Con Malvinas no, Patricia”

No podemos dejar que el oportunismo partidario también se lleve puesto uno de los pocos acuerdos que tenemos los argentinos: la soberanía innegociable sobre las islas

Las desafortunadas palabras de Patricia Bullrich merecen unas breves reflexiones. No se trata de hacer leña del árbol caído, práctica deleznable e inconducente, sino de ser firmes respecto de un tema tan sentido por todos los argentinos.

No es novedosa la práctica de llevar adelante negociaciones que culminan en acuerdos enormemente perjudiciales al interés nacional. Los ejemplos sobran y están a la vista: gobiernos que endeudaron escandalosamente al país suscribiendo títulos a 100 años, privatizaciones realizadas mediante prórrogas de jurisdicción que terminan en juicios en el exterior con resultados cantados, decretos que renuevan concesiones incorporando subrepticiamente cláusulas leoninas y tantísimos otros mecanismos de resignación de soberanía. Por eso es que no resulta azarosa la intervención de la presidenta del principal partido opositor de la Argentina. Sus palabras se inscriben en la tradición de resignar precipitadamente nuestra soberanía guiados por el cortoplacismo más ramplón.

Decir que podemos regalar las Malvinas por las vacunas Pfizer es absolutamente disparatado, pero no inocente ni un mero descuido. La tradición de abrazar intereses foráneos para horadar un gobierno propio no es nueva. En 1838, con motivo del bloqueo al puerto de Buenos Aires, se produjo una reunión del embajador francés con Rosas, por entonces Encargado de las Relaciones Exteriores de la Confederación Argentina. El embajador dijo sin ningún tipo de floritura verbal que Francia desataría la lucha de partidos con los enemigos del federalismo, para debilitar la posición de la Confederación. Rosas puso fin a la reunión diciendo que “los argentinos no se unirían jamás al extranjero”. La historia nos enseña que hubo argentinos que tristemente eligieron defender intereses ajenos guiados por un afán partidario. El odio ciego impidió comprender que hay causas que trascienden las cuestiones domésticas, que el interés nacional debe estar siempre por encima de los alineamientos facciosos y que la noción de soberanía exige subordinar las desavenencias internas para resguardar el interés supremo e innegociable de la Nación.

Siempre hablamos de la necesidad de tener políticas públicas que trasciendan gobiernos y partidos políticos. Malvinas es una causa nacional. No podemos permitir fisuras al respecto, porque hay intereses aviesos que terminan amplificando y expandiendo esas pequeñas fisuras para convertirlas en verdaderas fracturas conceptuales que en definitiva horadan y debilitan nuestra soberanía.

La pandemia y sus complicaciones necesitan que los argentinos pongamos lo mejor de nosotros mismos en procura de encontrar soluciones. No podemos ser tan irresponsables de jugar con la angustia de nuestra gente y propiciar la resignación de nuestras Malvinas por una negociación de vacunas. No podemos atizar y exacerbar la legítima preocupación ciudadana por esta segunda ola. Por eso no puedo dejar pasar las palabras de Bullrich. Como dice la Constitución Nacional reformada en el año 1994 y jurada por todos los partidos políticos, la recuperación de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes constituye “un objetivo permanente e irrenunciable del pueblo argentino”.

No dejemos que el oportunismo partidario también se lleve puesto uno de los pocos acuerdos que tenemos los argentinos en materia de políticas públicas: la soberanía innegociable de Malvinas.

Recuerdo que un 16 de enero de 1989 una joven militante intentaba tomar por asalto en Montevideo un ferry que había partido desde Puerto Argentino. El objetivo era cuestionar ese viaje hacia el continente y así realizar un acto de reclamo respecto de la usurpación inaceptable de Malvinas. Esa joven militante era Patricia Bullrich, cuando todavía ejercía con firmeza la defensa de nuestra soberanía. Ojalá el recuerdo de aquella iniciativa le permita reflexionar a quien tiene la responsabilidad de ser la presidenta del PRO, y que todos juntos hagamos el esfuerzo de entender que primero está la Patria. Siempre primero la Patria.

Fuente: Infobae

Por: Sergio Berni

DEJANOS TU COMENTARIO
Seguir leyendo

Mas Noticias

La salud de los argentinos NO es negociable

EN MOMENTOS DE ENORME PREOCUPACION Y GRAVEDAD POR LA PANDEMIA DEL COVID 19, CON UN PICO DE CONTAGIOS EN UNA ESCALADA ASCENDENTE EN POCOS DIAS Y LA CONSECUENTE SATURACION DEL SISTEMA DE SALUD, A PUNTO DE NO PODER ABSORBER LA DEMANDA DE PACIENTES CONTAGIADOS, EL PRESIDENTE DE LA NACION DICTO, DIAS PASADOS, UN DECRETO PARA EXTREMAR LAS MEDIDAS DE CUIDADO SANITARIO EN TODA LA GEOGRAFIA DEL AREA METROPOLITANA DE BUENOS AIRES.

LAS MEDIDAS RESTRICTIVAS, POR EL LAPSO DE QUINCE DIAS, ALCANZAN A LA NOCTURNIDAD Y A LAS CLASES PRESENCIALES DE TODA LA COMUNIDAD EDUCATIVA, PORQUE DICHAS ACTIVIDADES AUMENTAN LA CIRCULACION MASIVA Y CON ELLO LOS CONTAGIOS.

ESTAS DECISIONES, ACOMPAÑADAS DEL SOSTENIMIENTO ECONOMICO DE LOS SECTORES AFECTADOS, FUERON TOMADAS A CONCIENCIA Y CON LA OPINION DE LOS MAS RECONOCIDOS EPIDEMIOLOGOS Y ESPECIALISTAS, TENDIENDO A DISMINUIR LOS CONTAGIOS DE COVID Y EVITAR ASI LA SATURACION DEL SISTEMA SANITARIO, TAL COMO HAN HECHO DE MANERA SIMILAR LIDERES POLITICOS DE DISTINTO SIGNO IDEOLOGICO EN MUCHOS PAISES DEL MUNDO.

NO OBSTANTE LA NECESIDAD URGENTE DE PRESERVAR LA SALUD DE LA POBLACION, LAS MEDIDAS ANUNCIADAS HAN SIDO RESISTIDAS, UNA VEZ MAS Y POR MERO CALCULO ELECTORALISTA,  POR LOS REPRESENTANTES DE JUNTOS POR EL CAMBIO Y EN ESPECIAL POR LA JEFATURA DE GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, A PESAR DE QUE SE HAN TRIPLICADO LOS CASOS DE COVID 19 EN LAS ULTIMAS SEMANAS.

POR ESTAS RAZONES ES QUE LOS ABAJO FIRMANTES, EN NOMBRE DE ORGANIZACIONES SOCIALES Y POLITICAS DE NUESTRO DISTRITO DE HURLINGHAM, CREEMOS NECESARIO MANIFESTAR NUESTRO CONTUNDENTE APOYO A ESTA DECISION PRESIDENCIAL, QUE BUSCA PRESERVAR LA VIDA Y LA SALUD DE NUESTRXS VECINXS Y LAS FAMILIAS DEL AMBA.

NO ES POSIBLE ADMITIR LA ESPECULACION ELECTORALISTA Y MEZQUINA DEL PRINCIPAL PARTIDO DE LA OPOSICION, QUE HABIENDO DIEZMADO EL SISTEMA DE SALUD , LA EDUCACION Y LA ECONOMIA DE LOS ARGENTINOS EN EL ANTERIOR GOBIERNO , VIENE AHORA DE LA MANO DE LOS MEDIOS

HEGEMONICOS DE DIFUSION A CONFUNDIR Y GENERAR MIEDO Y ZOZOBRA EN LOS HOGARES.

EL GOBIERNO TIENE LA OBLIGACION MORAL Y POLITICA DE PROTEGER A TODA LA COMUNIDAD Y HA TOMADO LAS MEDIDAS PRESCINDIENDO DE CALCULOS POLITICOS, GESTIONANDO Y DEFENDIENDO A TODA LA COMUNIDAD DE LA MUERTE Y LA ENFERMEDAD.

UNA VEZ MAS SE ASUME LA GRAVEDAD DE LA CRISIS Y POR ESO ESTA MANIFESTACION DE APOYO AL PRESIDENTE ALBERTO FERNANDEZ, AL GOBERNADOR AXEL KICILLOF Y AL INTENDENTE JUAN ZABALETA, QUE ESTAN AL FRENTE DE LA LUCHA CONTRA ESTE FLAGELO QUE HA PUESTO A ARGENTINA Y AL MUNDO ENTERO EN UNO DE LOS MOMENTOS MAS TRAGICOS DE SU HISTORIA.

 

ORGANIZACIONES QUE ADHIEREN

 

  • Nuestra América Movimiento Popular (Marcelo Muruaga)
  • Centro de Estudiantes UNAHUR (Brenda Marcilio)
  • Juventudes de Hurlingham
  • Agrupación 1ero de Julio Hurlingham (Ximena Hoyos)
  • Agrupación Juan Manuel de Rosas (Miguel Quintero)
  • Organización Oktubres (Miriam Hernández)
  • Agrupación Crecer Peronista (Hilda Lopez)
  • MRP Hurlingham (Damián del Castaño)
  • Centro Cultural y Social EL TALLER (Fabian Ene)
  • Sindicato de Trabajadores Municipales de Hurlingham (Nito Bertinat)
  • SOEME (Roxana Martínez)
  • Jóvenes del Pueblo (Valeria Goilan)
  • Movimiento Transversal (Rosa Yapura)
  • CTA (Gustavo Zapata)
  • SUTEBA (Sabrina dos Santos)
  • ATS
  • ATE (Tony Borja)
  • FEB
  • UDOCBA
  • SADOC
  • Hurlingham Tiene FuturoHTF (Jorge Tassara)
  • Agrupación La Patria es el Otro (Luis Pereyra)
  • Corriente Pueblo Unido (UTEP) (Nancy Barragans)
  • FESIMUBO (Fabian Ene)
  • Mujeres que Florecen
  • Movimiento de Unidad Peronista
  • Identidad (Fabio Núñez)
  • Espacio Social Evita (Sergio Saravia / Andrea Souco)
  • Movimiento Social Dignidad (Walter Cantero)
  • Agrupación Justicia Peronista (Esther Barrionuevo)
  • Agrupación 26 de Julio (Víctor Oviedo)
  • Movimiento Evita (Carolina)
  • Movimiento Mayo (Jorge Verón)
  • Agrupación 7 de Mayo (Raúl Zurita)
  • Lealtad Peronista (Pelusa Benítez)
  • Vicepresidente del Partido Justicialista de Hurlingham (Raúl Zurita)
  • Compartir – Espacio Político  (Lautaro Aragón)
  • UPCN (Ramon Arcángel Gómez)
  • Militancia Justicialista de Hurlingham (Claudio Branda)
  • Todos Unidos Triunfaremos (Maxi Ranelli)
  • Unidos de San Damián (Sebastián Viglioni)
  • Argentina de Pie (Oscar Casas)
  • Delegados de Recolección de Hurlingham – Panizza
  • Frente Renovador Hurlingham – Fabrizio Acuña
DEJANOS TU COMENTARIO
Seguir leyendo
Anuncios

Facebook

Ultimas Noticias


MÁS NOTICIAS

Oeste Noticias se encuentra registrado en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial bajo el Acta Nº 3704170, resolución Nº 3059463. Copyright © Argentina 2021